[persona]                                                                                               

Que toma decisiones dejándose llevar por los sentimientos,

sin pensar racionalmente en las consecuencias de sus actos.